Unidad balance

En esta unidad encontrarás los mejores tratamientos para perder peso, tanto quirúrgicos como estéticos, y las dietas más eficaces.

Si quieres decir adiós al sobrepeso y apostar por un estilo de vida saludable que te ayude a no recuperar los kilos perdidos, los profesionales médicos y nutricionistas de Clínicas Maika´i te ayudarán a conseguir tu objetivo.

¿Tienes dudas sobre qué tratamiento para perder peso va mejor contigo? En Maika´i, recibirás un tratamiento personalizado para ver qué tratamiento contra la obesidad es más adecuado para tu caso. Si estás pensando en implantarte un balón gástrico, realizarte una reducción de estómago mediante el Método Pose o empezar una dieta personalizada para perder peso, en Balance te ayudarán a conseguir tus objetivos y lucir la mejor versión de ti.

Tratamientos.

Este balón viene en forma de cápsula fácil de tragar y cuyo revestimiento, una vez en el estómago, se disuelve de forma automática.

Mediante un catéter, este balón ya liberado en el estómago, se rellena con suero fisiológico. Luego, retiramos el catéter de manera cómoda y segura.

Este balón de agua, como suele llamarse, tiene el tamaño de un pomelo de unos 560 cc y es capaz de controlar la cantidad de alimentos que el paciente necesita consumir para sentirse satisfecho sin causar ninguna molestia. Su tiempo de duración es de unos cuatro meses, tiempo suficiente para adquirir unos hábitos alimenticios sanos; tras este periodo, el balón simplemente se desinfla por sí solo y se desecha de manera natural sin causar ningún problema y sin que el paciente lo note.

QUIEN PUEDE REALIZARSE ESTE TRATAMIENTO.

Recomendado para pacientes con un IMC entre 28 y 30, se ingiere con un vaso de agua con control radiológico simple, y una vez en el estómago se hincha con seguridad. Es eficaz, seguro y mejor tolerado por el paciente que el balón tradicional de silicona.

El Balón Gástrico es un tratamiento indicado para la pérdida de peso, orientado a personas que después de haber probado con otros tratamientos dietéticos no han conseguido el resultado deseado.

Al colocar el dispositivo, el paciente ingiere menos alimentos y se sacia antes, ya que el balón ocupa gran parte del estómago. Además del tratamiento de balón, el paciente contrata el programa de seguimiento nutricional que ayuda a adquirir unos hábitos de vida saludable.

Durante estos meses, el paciente debe trabajar el cambio en su rutina que le proporcione la base para lograr el éxito.

PROS:

– Reduce el volumen del estómago.

– La intervención no dura más de 30 minutos.

– Técnica no invasiva, no requiere hospitalización.

– Sin incisiones ni cicatrices.

– Rápida recuperación.

– Vuelta al trabajo o a la rutina diaria en pocos días.

– Aumenta la autoestima y rebaja la ansiedad.

– La pérdida de peso se inicia al día siguiente de la colocación.

QUIEN PUEDE REALIZÁRSELO.

El Balón Gástrico está indicado para personas mayores de 18 años, con un Índice de Masa Corporal entre 28 y 40, es decir, en obesidad tipo I y II, que hayan aumentado su peso debido a un cambio en su estilo de vida, un embarazo o algún trastorno que haya dado como resultado un sobrepeso poco saludable.

Es una forma segura y eficaz de adelgazar de forma rápida y sus resultados empiezan a evidenciarse el día siguiente a la intervención.
A los 6 meses se realiza la retirada del dispositivo. Es una excelente técnica para perder peso, en la que el médico, tras estudiar el caso y con las pertinentes pruebas diagnósticas, verifica si el paciente es candidato para la técnica.

REEDUCACIÓN ALIMENTARIA.

El Balón Gástrico se acompaña del plan nutricional, un complemento para que durante seis meses el paciente se pueda concentrar en lo más importante: la reeducación alimentaria.

La alimentación sobre la que se trabaja en el tratamiento complementario es personalizada y adaptada al estilo de vida del paciente.

Se trata de reeducarlo de manera progresiva y eficaz, enfocando su alimentación hacia un estilo más sano, trabajando la ansiedad y los picos de glucemia.

De esta manera, tras finalizar el tratamiento y quitar el Balón Gástrico al paciente, la alimentación se seguirá llevando de una forma adecuada para no volver a recuperar esos kilos de más.

El Balón 12 meses es considerado por los especialistas como el método no invasivo más eficaz y seguro para tratar la obesidad.

Consiste en la introducción de una esfera (balón) de silicona en el estómago del paciente, provocando una sensación de saciedad inmediata y prolongada. Tiene una duración de 12 meses, tiempo en el que el paciente ha participado en un plan de reeducación alimentaria para que consiga cambiar sus hábitos y adoptar un estilo de vida saludable.

Se puede perder más peso con el Balón 12 meses respecto al Balón Gástrico de 6 meses, porque el tratamiento y la reeducación alimentaria duran más tiempo.

PROS.

– Pérdida entre 12- 30 kilos.

– La pérdida de peso se inicia al día siguiente de su colocación.

– Rápida recuperación.

– No deja incisiones ni cicatrices.

– Aumenta la autoestima y rebaja la ansiedad.

– Técnica mínimamente invasiva que no requiere hospitalización.

– Se reduce significantemente la ingesta de alimentos.

– La reeducación alimentaria  ayuda a perder los kilos de sobrepeso y a cambiar los hábitos.

QUIEN PUEDE REALIZARSELO.

El balón está indicado para personas mayores de 18 años, con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 28 y hasta 40, que hayan aumentado su peso debido a un cambio en su estilo de vida, un embarazo o algún trastorno que haya dado como resultado un sobrepeso poco saludable. 

El Balón 12 meses es una forma segura y eficaz de adelgazar de forma rápida y sus resultados empiezan a evidenciarse el día siguiente a la intervención. A los 12 meses se extrae el balón después de conseguir el paciente su objetivo.

El Sleeve o Manga Gástrica es una intervención mínimamente invasiva realizada mediante laparoscopia. 

Se reduce un 80% el estómago, modificando su forma y convirtiéndolo en una especie de tubo o manga (sleeve en inglés). 

Con este tratamiento el paciente se sacia antes y por tanto ingiere menos cantidad de alimentos. Esto se debe a que el estómago es más pequeño y segrega menos grelina (la hormona reguladora del apetito). 

Durante todo el proceso, el paciente contará con el apoyo y el asesoramiento de un equipo formado por: médicos, cirujanos, nutricionistas y asesores.

PROS.

– Cirugía mínimamente invasiva con menor molestia durante el postoperatorio.

– Reduce el estómago en un 80%.

– Pérdida del 70-80% del exceso de peso.

– La cirugía no afecta al funcionamiento normal del estómago pero sí a la capacidad del mismo. Es decir, tendrá menos espacio para la comida y se sentirá más saciado.

– Aumenta la autoestima y rebaja la ansiedad provocada por el sobrepeso.

– La pérdida de peso se inicia al día siguiente de la intervención.

– Reducción de los niveles en enfermedades asociadas a la obesidad.

QUIEN PUEDE REALIZARSE ESTA TÉCNICA.

La Manga Gástrica está indicada para pacientes con obesidad severa y mórbida con un IMC mayor de 40. Se obtienen excelentes resultados en personas con un problema de sobrepeso acentuado con el paso del tiempo. Además, el Sleeve Gástrico está indicado para pacientes con obesidad que pueden llevar asociadas otras patologías como hipertensión, diabetes, síndrome de apnea, enfermedades coronarias, etc.

El Método POSE es un tratamiento de reducción de estómago sin cirugía para perder peso de manera efectiva.

Mediante endoscopia y por vía oral, se reduce la capacidad del estómago aproximadamente un 20-25% realizando pliegues en diferentes zonas: en la parte superior -fundus gástrico- para conseguir una mayor sensación de saciedad, y en la parte inferior -antro pilórico- para ralentizar el vaciado.

La intervención es el inicio de un cambio en la vida del paciente y una vez realizada la intervención, empieza un programa de reeducación alimentaria y un seguimiento médico para adquirir unos hábitos saludables, evitando el efecto rebote.

Durante todo el proceso el paciente contará con el apoyo y asesoramiento del equipo de la Unidad Balance: médicos, nutricionistas y asesores.

PROS:
– No deja cicatrices.

– Sensación de saciedad inmediata, evitando las ganas de comer.

– Empiezas a perder peso el día siguiente a la intervención.

– Con la reeducación alimentaria conseguirás un estilo de vida más saludable.

– Sin efecto rebote gracias al programa de seguimiento.

QUIEN PUEDE REALIZARSE ESTA TÉCNICA.

La técnica POSE está indicada para pacientes con problemas de obesidad y con un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 30 y 40, es decir, personas con un exceso de peso entre 20 a 40 kilos.

La reducción de estómago a través de plicaturas en unos puntos específicos logra que el paciente pierda peso de forma progresiva.

Durante todo el tratamiento, aprenderá nuevos hábitos que le ayudarán a mantener una vida más saludable, evitando recuperar el peso (efecto rebote).

Se puede recomendar en caso de comorbilidad, que son las enfermedades asociadas a la obesidad. El médico, tras realizar una serie de pruebas y estudiar el caso, determina si el paciente es apto para realizarse el Método POSE.

REEDUCACIÓN ALIMENTARIA.

La ganancia excesiva de peso es un problema complejo al que contribuyen numerosos factores.

Algunos son genéticos y hereditarios y no pueden cambiarse, pero otros son comportamientos adquiridos a lo largo de la vida. Es crucial que el paciente asista a nuestras reuniones de seguimiento con el equipo para poder obtener la educación y el apoyo que se necesita para lograr las metas y conseguir el objetivo de reducción de peso.

Para perder el máximo peso posible, el paciente recibe una reeducación alimentaria a través del programa de seguimiento de Balance. Un completo plan de seguimiento y asesoramiento nutricional para conseguir modificar los hábitos y evitar el famoso efecto rebote. De esta manera se garantiza el éxito de los resultados adoptando, además, un estilo de vida saludable y por ello, una autoestima elevada.

No se trata de que el paciente pase hambre, de no comer, ni eliminar drásticamente los hábitos alimenticios, se trata de ofrecer una reeducación alimentaria al paciente de manera progresiva y eficaz, enfocando su alimentación hacia un estilo más sano, trabajando la ansiedad y los picos de glucemia.

Con Balance 5, 10 y 15, el programa multidisciplinar de la Unidad de Nutrición y Obesidad de Clínicas Maika´i podemos ayudarte de la siguiente manera:

– Modificación de hábitos alimentarios.

– Estudio antropométrico detallado: peso, talla, Índice de Masa Corporal (IMC), medición de grasa corporal y masa muscular.

– Lectura de analítica general.

– Control de posibles problemas metabólicos relacionados con el sobrepeso y la obesidad (Diabetes, colesterol, triglicéridos, hipertensión).

– Perfil Nutricional actual: cálculo de gasto calórico ajustado a la  actividad física del paciente y elaboración de dieta en función de las necesidades calóricas.

– Consultas individuales según las necesidades del paciente y la estrategia a seguir para cumplir su objetivo. Sesiones con nutricionista, que le ayudará a definir cuáles son las dietas y los alimentos que deben estar en su rutina de alimentación diaria; con psicólogo, para poder definir juntos las herramientas que le ayudarán a que su tratamiento sea un éxito, y con médico estético.

Con Balance 5, 10 o 15, el programa integral de la Unidad de Nutrición y Obesidad de Clínicas Maika´i, y con la ayuda de los profesionales médicos y del equipo que forma la Unidad, el paciente aprenderá a cambiar sus hábitos y a controlar cómo y qué comer.

En definitiva, el paciente consigue cumplir su objetivo de perder peso: 5kg, 10 kg o 15kg, y no volver a recuperarlos.

La duración del programa y el número de sesiones dependen de los kilos que se buscan perder (10, 15 o 20).