Remodelación sin cirugía

La remodelación no quirúrgica es una alternativa para pacientes interesados en mejorar su aspecto sin someterse a cirugía invasiva.

Los avances tecnológicos en medicina nos llevan hacia un futuro sin grasas acumuladas y con cuerpos cercanos al canon de belleza griego. Quienes están dispuestos a cuidarse tienen en sus manos un amplio abanico de técnicas dermatológicas y médico estéticas no invasivas de rejuvenecimiento corporal.

Tratamientos, que se basan en equipos multifuncionales de última generación y que consiguen reducir y eliminar la grasa antiestética, y remodelar la figura mediante técnicas de alta precisión. Los resultados son visibles en un espacio de tiempo muy corto sin que el paciente vea alterada su rutina.

Tratamientos.

La cavitación es una técnica no quirúrgica para eliminar la grasa localizada mediante el uso de ultrasonidos de baja frecuencia, que se aplican sobre la zona donde se concentra la grasa para disolver las células adiposas desde su interior. Posteriormente la grasa se elimina con la orina o a través del sistema linfático. Esta técnica se utiliza para eliminar la piel de naranja y la piel de colchón devolviendo el aspecto normal a la piel de las zonas tratadas, al tiempo que mejora la circulación, se eliminan toxinas y aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos.

Para la utilización de cavitación se requiere un examen médico previo, ya que esta técnica está contraindicada en:

– Pacientes con marcapasos u otros dispositivos electrónicos implantados.

– Pacientes con hipercolesterolemia.

– Pacientes con hipertrigliceridemia.

– Con insuficiencia renal.

– Con insuficiencia hepática.

– Mujeres embarazadas.

– Mujeres en periodo de lactancia.

La cavitación no está exenta de riesgos y debe ser aplicada por un especialista en medicina estética, ya que no puede utilizarse en zonas próximas a órganos importantes, pues podría dañarlos. Además, el uso inexperto de los aparatos de ultrasonidos de baja frecuencia podría producir quemaduras y ampollas, dado el intenso calor que generan.

Normalmente se necesita una docena de sesiones de 40 minutos (con un intervalo de tres días entre cada una de ellas) para obtener resultados apreciables. Después de cada sesión conviene recurrir a técnicas de drenaje (masaje o presoterapia) para facilitar la eliminación de las células grasas y evitar que se reabsorban de nuevo. Asimismo, con el fin de eliminar grasa y toxinas, antes y después de cada sesión, se debe beber 1,5 litros de agua. También es recomendable seguir una dieta baja en calorías desde días antes de iniciar el tratamiento de cavitación.

La carboxiterapia es un tratamiento que se realiza con fines estéticos o terapéuticos que consiste en la aplicación de inyecciones de gas, específicamente, de dióxido de carbono por debajo de la piel para eliminar las marcas causadas por la celulitis y las estrías, además de esto, también ayuda a disminuir la grasa localizada y eliminar la flacidez de la piel.

El gas de la carboxiterapia funciona mejorando la circulación celular y la oxigenación de los tejidos. Su aplicación es amplia pues cuando se aplica en la cara, aumenta la producción de colágeno, ya en los glúteos reduce la celulitis y también combate la grasa localizada, destruyendo las células de grasa.

El único profesional capacitado para realizar la carboxiterapia es el fisioterapeuta especialista en dermatofuncional que tiene habilitación para realizar la técnica y curso de primeros auxilios para poder socorrer al paciente, si es necesario.

¿Para qué sirve la carboxiterapia?

La carboxiterapia está especialmente indicada para:

Celulitis: reduce la hinchazón local y quema la grasa de la celulitis debido al aumento de la circulación sanguínea en la región.

Estrías: estira los tejidos de la región, rellenándola con gas estimulando la producción de colágeno.

Grasa localizada y flacidez: mejora la circulación sanguínea en la región de la inyección facilitando la eliminación de la grasa localizada.

Además de esto, la carboxiterapia también puede ser utilizada como terapia complementaria a la liposucción, pudiendo ser hecha en todas las regiones del cuerpo, incluso en los senos. También es utilizada como tratamiento para las varices y las ojeras.

Riesgos de la carboxiterapia.

Los riesgos de la carboxiterapia son raros, sin embargo, pueden surgir algunos efectos secundarios como:

– Dolor e inflamación en la región donde fue aplicada la inyección.

– Sensación de adormecimiento o de ardor en la piel.

– Pequeños hematomas en la región donde fue aplicada la inyección.

Debido a la existencia de algunos efectos secundarios, la carboxiterapia está contraindicada en casos de alergia en la piel, obesidad, embarazo, herpes y enfermedad cardíaca o pulmonar.

Este tratamiento se realiza mediante electroestimulación a las terminales nerviosas neuromusculares, haciendo que la masa muscular se contraiga rítmicamente y, de esta manera, proporcionarle firmeza y desarrollo al músculo. Uno sus beneficios es la eliminación paulatina de la hipotonía o flaccidez.

Las ondas rusas es uno de los tratamientos estéticos empleados para tonificar y dar firmeza, favoreciendo, además, el sistema circulatorio facilitando el buen retorno venoso y linfático que, como consecuencia, elimina la retención de líquidos en la zona tratada y aumenta la circulación. De esta manera, aportando oxigeno extra, eliminando toxinas y desechos, lo cual hace que la celulitis mejore su aspecto y tienda a desaparecer.

Una de las consecuencias del paso del tiempo y del sedentarismo permanente es la falta de firmeza en los músculos.

Como esto implica la pérdida de la fuerza y de la agilidad, significa, al mismo tiempo, aumentar proporcionalmente el sedentarismo, ya que la masa muscular se va debilitando y con ello las ganas y energía para moverse.

Para combatir estos efectos, además de la actividad física, se puede agregar el tratamiento denominado ondas rusas, que consiste en la estimulación del músculo por medios externos.

Tonificación, firmeza y modelación.

Las ondas rusas es uno de los tratamientos estéticos empleados para tonificar y dar firmeza. Pero, además, favorece al sistema circulatorio facilitando el buen retorno venoso y linfático que, como consecuencia, elimina la retención de líquidos en la zona tratada.

Como también aumenta la circulación aportando oxigeno extra y eliminando toxinas y desechos, hace que la celulitis mejore su aspecto y tienda a desaparecer.

También está indicado en casos de distrofia o atrofia muscular, donde resulta una terapia perfecta para la recuperación.

Más allá de dar firmeza, las ondas rusas también modelan, ya que su efecto más importante es, precisamente, aumentar la masa muscular.

Beneficios de las ondas rusas.

– Tonifica y eleva glúteos.

– Tonifica abdomen, piernas y brazos.

– Detiene procesos celulíticos.

– Elimina la retención de líquidos.

– Mejora la circulación.

– Elimina toxinas.

– Ayuda a modelar.

– Elimina flacidez muscular.

¿Qué es?

La radiofrecuencia es una técnica utilizada en medicina estética para combatir la flacidez y la celulitis y que consiste en la aplicación de radiaciones electromagnéticas que provocan el calentamiento de las diferentes capas de la piel. La tecnología que emplea este método es capaz de llegar a capas más profundas de la dermis mientras se protege la epidermis durante el tratamiento.

La radiofrecuencia produce la retracción del colágeno y de las fibras envejecidas de la piel para dar lugar a la formación de nuevas fibras.

Efectos de la radiofrecuencia.

El calentamiento producido por las relaciones electromagnéticas influye sobre el tejido graso subcutáneo, es decir, actúa desde dentro de la piel, lo que produce beneficios como:

Formación y reestructuración de nuevo colágeno: El objetivo del tratamiento es conseguir la formación y reestructuración gradual del nuevo colágeno surgido de las capas profundas al retraer el viejo, lo que provoca que el tejido adquiera firmeza y elasticidad, a la vez que favorece la homeostasis.

Favorece la circulación sanguínea: Las ondas electromagnéticas aumentan la circulación en la zona objeto del tratamiento.

Drenaje linfático: Con el drenaje disminuyen los líquidos y las toxinas que residen en el tejido que sufre la celulitis.

Migración de fibroplastos: Los fibroplastos son las células de la dermis responsables de la secreción de fibras de elastina y de colágeno, por lo que su migración refuerza la estructura de este último.

¿Cómo es el tratamiento?

El procedimiento consiste en dar descargas electromagnéticas mediante un cabezal de tratamiento que se mueve continuamente sobre la zona que se quiere tratar. La duración depende del grado de flacidez y celulitis que se quiera combatir y de la zona: las sesiones en áreas como los brazos suelen durar entre 25 y 30 minutos, mientras que otras más extensas, como las cartucheras, pueden llegar a la hora de duración. El número de sesiones también depende del grado de flacidez y de la zona: normalmente se necesitan entre 4 y 6 en tratamientos faciales y entre 6 y 10 en tratamientos corporales.

Después del tratamiento es necesario mantener protegida del sol la zona tratada; además, es muy recomendable hidratarse. El tratamiento no suele causar dolor, por lo que se practica sin anestesia, aunque existen una serie de efectos secundarios que es conveniente conocer:

Hinchazón y enrojecimiento transitorios, que surgen tras la sesión y que desaparecen con el tiempo.

Aparición de hematomas, aunque no ocurre con frecuencia.

Además, el tratamiento está contraindicado en algunos casos como embarazo y lactancia; en personas con prótesis metálicas, marcapasos y otros aparatos; patologías cardiovasculares graves; enfermedades neuromusculares; cáncer; personas que sufran alteración de la coagulación y personas con sobrepeso.

Tipos de aplicador de radiofrecuencia.

Existen dos formas de utilizar la radiofrecuencia que depende del aparato (aplicador) que se utilice. Cada aplicador actúa en un área de la piel, es decir, su función depende del grado de profundidad en la piel que consiga:

Bipolar: El campo eléctrico se sitúa entre dos electrodos que se aplican sobre el área a tratar. Actúa o produce calor sobre la capa superficial de la piel.

Unipolar: Emite energía a través de un solo electrodo. Actúa sobre el tejido adiposo de zonas más profundas de la dermis.

La vacumterapia es un tratamiento no invasivo que busca, a través de aparatos seccionadores, drenar el tejido adiposo movilizando la grasa localizada hacia el sistema linfático.

Se utiliza como una alternativa para eliminar la grasa localizada, y habitualmente es un complemento con la técnica de Cavitación.

La vacumterapia brinda un efecto reafirmarte el cual puede verse en las tres primeras sesiones.

Sin embargo, si la persona no ayuda con el proceso bebiendo abundante agua para eliminar las adiposidades que se drenan mediante la orina y evitando la comida grasa, las harinas, la sal y los azucares, puede demorar un mayor tiempo e inclusive no tener resultado.

Beneficios de la vacumterapia.

-Realizar un tratamiento efectivo contra la grasa localizada.

-Es un tratamiento anti-celulítico, adelgazante y reafirmante.

-Mejora la elasticidad de los tejidos.

-Combate y elimina la flacidez.

-Alivia los dolores musculares.

-Limpia los poros y desintoxica la piel.

-Es una ayuda adicional posterior a una cirugía estética.

-Eleva los senos y glúteos.

Al ser dirigido este tratamiento por uno de nuestros profesionales, permitiremos que el mismo no produzca daños innecesarios en la parte superficial de la piel, además, de alcanzar los máximos beneficios de esta terapia proporcionando consejos sobre dietas y ejercicios ideales para alcanzar los beneficios deseados.

A nivel vascular la vacumterapia genera una gimnasia similar a una vasoconstricción-vasodilatación, convirtiéndolos en más fuertes y retardando su envejecimiento.

Este ejercicio contribuye a desbloquear la circulación haciendo que la sangre y el oxigeno fluyan en forma masiva hacial los tejidos adiposos y con celulitis, favoreciendo y acelerando de esta manera el drenaje de toxinas.

 

Una nueva gama de productos profesionales para el tratamiento de remodelación corporal, anticelulítis y firmeza.
Productos idóneos para trabajar con maderoterapia.
Innovadores principios activos de la mejor calidad que actúan específicamente en el centro del problema corporal a tratar. 

Consiguen llegar donde la nutrición y el ejercicio no pueden por sí solos.

Beneficios de la maderoterapia:

  • Mejora la circulación sanguínea arterial y venosa.

  • Regula la circulación linfática, aumentando el drenaje y desintoxicación del organismo.

  • Reafirma y tonifica la piel, gracias a que estimula la producción de elastina y colágeno.

  • Estimula la lipólisis, por lo que reduce las acumulaciones de grasa localizadas.

  • Mejora la tonicidad muscular y aumenta el rendimiento físico.

  • Ayuda a deshacer la celulitis, dejando la piel mucho mas lisa.

  • Produce una agradable sensación de bienestar, liberando al paciente del estrés acumulado.

 

PRODUCTOS DERMATOLÓGICAMENTE TESTADOS
No GMO (no manipulado genéticamente)
No BSE (ningún componente de origen animal)
Sin PARABENOS